+34 697 815 915 info@divulganatura.com
FacebooktwitterredditlinkedinFacebooktwitterredditlinkedin

Antes de que el pasado jueves 30 de enero la Organización Mundial para la Salud (OMS) declarara la emergencia internacional en relación a la nueva epidemia vírica, provocada por el coronavirus 2019-nCov, mucha ha sido la información y desinformación que ha corrido por las redes. Para evitar la alarma y la desinformación se recomienda solo acudir a fuentes contrastadas. Os vamos a dejar algunas de ellas para que podáis estar bien informados.

¿De dónde procede esta nueva enfermedad?

Como ya todos sabemos, esta nueva enfermedad se inició el pasado mes de diciembre en la región china de Wuhan. Todos los datos recogidos hasta la fecha apuntan a que el origen podría estar en el consumo de carne infectada, posiblemente de murciélago, procedente de uno de sus mercados, que ha tenido la capacidad de pasar del animal al humano, proceso conocido como zoonosis. Ahora está claro que también  se contagia entre humanos a través de los  estornudos o al toser, y en un estudio reciente se muestra que las heces pueden ser otra fuente de contagio.
Por otro lado, gracias a la secuenciación de varios genomas del  2019-nCov  se observa que pertenece a la familia de los  Betacoronavirus SAR,  responsable de la pandemia del síndrome respiratorio agudo severo SAR que comenzó también en China en el año 2003.

Datos originales desde: https://nextstrain.org/groups/blab/sars-like-cov

¿Qué síntomas tiene la enfermedad?

La familia Coronaviridae, subfamilia Orthocononavirinae, incluye una amplia variedad de coronavirus (CoV). Se trata de  patógenos reconocidos en los humanos, los mamíferos y las aves, pudiendo  causar múltiples infecciones. En los humanos provocan infecciones del tracto respiratorio, como han sido las provocadas por el Betacoronavirus SAR, síndrome respiratorio agudo severo;  o el Betacoronavirus MERS, síndrome respiratorio del Medio Oriente. En relación al nuevo 2019-nCoV los principales síntomas han sido la tos seca, el dolor de cabeza, la fiebre alta, y en los casos más graves el desarrollo de neumonía severa, edema pulmonar, o incluso la muerte.

¿Cuál es la tasa de contagio del coronavirus 2019-nCov?

En relación a la tasa de contagio se debe hablar del número básico de reproducción de la infección  (Ro) que no es mas que el número promedio de nuevos casos que genera un caso dado a lo largo de un proceso infeccioso. A partir de los datos reclutados hasta el momento se ha estimado que el Ro para el 2019-nCov es de 2,6, con un rango que va desde 1,5 al 3,5, variabilidad dada por la facilidad de transmitir de ciertas personas en relación a otras que no transmiten la enfermedad.

Datos originales accesible desde: https://www.imperial.ac.uk/mrc-global-infectious-disease-analysis/news–wuhan-coronavirus/

Además, para estar informados a tiempo real sobre la tasa de contagios y muertes  el Centro Johns Hopkins de Ciencia e Ingeniería de Sistemas ha creado un mapa interactivo donde se recopilan datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los centro de control de enfermedades de Estados Unidos y China, entre otros.

Datos originales accesibles desde: https://gisanddata.maps.arcgis.com/apps/opsdashboard/index.html#/bda7594740fd40299423467b48e9ecf6/

Periodo de incubación

Para comprobar el periodo de incubación es necesario acudir a fuentes oficiales y contrastadas. En este sentido en la revista The New England Journal of Medicine, los investiagdores Qun Li y colaboradores han realizado un estudio entre los primeros 425 pacientes confirmados con neumonía provocada por la infección del 2019-nCov.  El período de incubación promedio fue de 5,2 días (con un intervalo de confianza (IC)  del 95%), con el percentil 95 de la distribución a los 12,5 días de la infección. En sus primeras etapas, la epidemia duplicó su tamaño cada 7,4 días. Con un intervalo serial promedio de 7,5 días (IC 95%), el número reproductivo básico se estimó en 2,2 (IC 95%, 1,4 a 3,9).

 

Estimación de la frecuencia relativa del periodo de incubación

Fuente original desde: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2001316?query=featured_home

¿Cuál es la tasa de mortalidad?

Para hacerse una idea de la mortalidad del virus tendríamos que compararlo con otras epidemias o pandemias ocurridas a lo largo de la historia. Según los datos recogidos Xatakaciencia podemos observar que la infección provocada por el 2019-nCoV es una de las menos mortales, con un porcentaje de mortalidad aproximado del 2 %, estando muy por debajo de la tasa de mortalidad provocada por virus como el de la gripe aviar ( H7N9 y H5N1) o la gripe porcina (H1N1).

VIRUS AÑO CASOS MUERTES % MUERTES PAÍSES
Marberg 1967 466 373 80 % 11
Ébola 1976 33.577 13.562 40,40 % 9
Hendra 1994 7 4 57 % 1
H5N1 1997 861 455 52,80 % 18
Nipah 1998 513 398 77,60 % 2
SARS 2002 8096 774 9,60 % 29
H1N1 2009 1.632.258 284.500 17,40 % 214
MERS 2012 2494 858 34,40 % 28
H7N9 2013 1568 616 39, 30 % 3
Whuhan 2020 8149 170 2 % 20

Fuente original desde: https://www.xatakaciencia.com/salud/compara-gravedad-nuevo-coronavirus-brotes-virus-zoonoticos-pasado-grafico-simple

¿Por qué es preocupante esta nueva enfermedad?

El problema de esta infección radica principalmente en que es no conocida hasta la fecha,  se trata de una enfermedad emergente en los humanos, por lo que no se tienen datos de cómo podría evolucionar, es por ello que se está haciendo grandes esfuerzos para conocer los genes de virulencia del nuevo virus. Otro factor a tener en cuenta  es su rápida propagación y contagio, que en países subdesarrollados podrían crear un grave problema de salud pública debido a las deficiencias de su sistema sanitario.

Páginas para seguir la evolución de la epidemia

Escrito por:

Rocío Bautista Moreno, phD

Unidad de Bioiformática, SCBI, Universidad de Málaga