Un repaso al Mochuelo Boreal (Aegolius funereus)

Pubicado enCategoríasBiogeografía
FacebooktwitterredditlinkedinFacebooktwitterredditlinkedin

actualización, 20/09/2020; 14:50h

El mochuelo Boreal Aegolius funereus (lechuza de Tengmalm´s, en su denominación inglesa) es una rapaz nocturna de pequeño tamaño que se distribuye en nuestro país de forma muy localizada, exclusivamente en los territorios de la vertiente sur de la cordillera pirenaica. Esta rapaz nocturna tiene la particularidad de presentar un marcado carácter nomádico, importantes fluctuaciones interanuales en sus tamaños poblacionales y, realizar movimientos dispersivos de largo alcance. Su distribución geográfica tan particular en los territorios del sur, y en buena parte del centro de Europa, es el resultado la interacción pasada de la especie con los avatares de un clima cambiante, cuando las poblaciones quedaron aisladas (relictas) una vez se retiraron los hielos de la última glaciación del cuaternario (conocida también con los nombres de glaciación del Pleistoceno o, simplemente, “Edad de Hielo”; ver mapa de la situación del hemisferio Norte durante el último máximo glacial). Para situarnos en la escala temporal, la Edad de Hielo comenzó hace 100.000 a.C., y el periodo post-glacial hace unos 10.000 a.C., dando así paso al Holoceno. 

El mochuelo boreal fue citado por primera vez en la bibliografía ornitológica de España en el año 1966, por el prestigioso biólogo y naturalista Francisco Bernis. No obstante, no fue hasta hace relativamente pocos años que localizamos y constatamos la existencia de poblaciones de esta especie en el Pirineo, allá por el comienzo de los años 80s (Las primeras comunicaciones y publicaciones sobre su descubrimiento se realizaron en los años 1984 y 1989, respectivamente. Los autores habían recopilado ciertas citas a lo largo de 1981 pero esperaron a tener más datos para publicarlo). En la vertiente francesa pirenaica, sin embargo, se localizó unas décadas antes, exactamente en el año 1964 (Van der Vloet, 1964). Si estáis interesados y os queréis meter de lleno en el momento del “descubrimiento” en nuestro país, podéis consultar algunas de las publicaciones originales de Alamany, 1988, Lorente et al., 1988 o, Alamany & Ticó, 1989, así como las que se han ido realizando posteriormente, conforme se ha ido ampliando el conocimiento sobre el estado de sus poblaciones (entre otros trabajos, los de Mariné & Dalmau, 2001; Dalmau et al, 2001, etc). Sin duda, 1984 es una fecha bastante reciente si nos paramos a pensar que estamos hablando de una especie de aquellas que venimos a denominar “apex predator”, lo que pone de manifiesto la enorme dificultad que entraña llevar a cabo la búsqueda y el seguimiento de una especie esquiva, que ocupa aquí principalmente un hábitat de alta montaña que puede llegar a situarse hasta los 2.300 metros de altitud.

Aprovecho para destacar tres datos relativamente recientes que me parecen especialmente interesantes. Por un lado, (1) que Iñigo Zuberogoitia Arroyo detectara un macho emitiendo reclamos en el Parque Natural del Gorbeia (Euskadi), en un bosque mixto maduro de hayas (Fagus sylvatica) con pinos insignes (Pinus radiata), lindando con un pastizal, a unos 900 metros de altitud. El ejemplar se detectó en los censos que se realizaron en enero y febrero pero, tras estos, no se volvió a escuchar. (2) la reciente actualización de Ibáñez et al., 2020 sobre el estado de la población del pirineo Navarro y la constatación de la primera nidificación confirmada en ese territorio y, (3) la detección y comprobación, por parte de Aitor Mora Solano y Silvia Roy, de la presencia de al menos dos machos en la cara norte de la Sierra de Guara (Huesca, Aragón). Pudieron escuchar los reclamos durante más de 25 minutos, en un bosque mixto de abeto (Abies alba) y Pino silvestre (Pinus sylvestris) situado entre los 1.400 y 1.600 metros de altitud. El interés de esta información radica en que, hasta ese momento, no existía ninguna cita de la especie en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, un territorio bastante alejado de su área de distribución conocida, en dirección sur (parece ser, por lo que indica Aitor, que existe una cita histórica de la especie en el año 1984 en estos macizos, distantes ya de los territorios prepirenaicos). Acompaño imágenes y foto donde se muestra la localización de las nuevas observaciones y el tipo de bosque donde fueron localizados, ambas propiedad de Aitor Mora.  

Con el fin de realizar un análisis biogeográfico del mochuelo boreal en la España peninsular, Castro et al. (2008) desarrollaron un modelo de distribución espacial a partir de 32 variables relacionadas con las condiciones climáticas, la estructura espacial, la topografía, litología y la influencia humana, concluyendo que el factor climático era el más determinante sobre la distribución de la especie en el territorio de estudio, tanto por su capacidad predictiva, como explicativa. Los resultados mostraron que los territorios de mayor favorabilidad para la especie eran aquellos que se localizaban sobre los 1200 metros de altitud media y, estaban sometidos a un elevado número de días de heladas y precipitaciones máximas registradas en un periodo de 24 horas. El resultado del modelo mostró también que la distribución actual del mochuelo boreal en la vertiente española del Pirineo podría también estar determinada por la frecuente llegada de individuos desde poblaciones cercanas, en otros territorios del sur y centro de Europa, las cuales actuarían como fuente histórica de inmigrantes (dinámica poblacional fuente-sumidero). En este sentido, sobre las posibilidades y la particularidades concretas que tiene esta especie a la hora de desplazarse largas distancias (movimientos de dispersión), se han publicado muchos trabajos (revisar, por ejemplo, bibliografía de Erkki Korpimäki y colaboradores). Por último, dos apuntes más. Por un lado, la interacción positiva observada en los resultados, para los factores climático y topográfico, podría estar relacionada con la manera en que la especie compensa el cambio en el clima conforme la latitud decrece, ocupando entonces áreas más montañosas (Law of Relative Site Constancy, Walter & Walter, 1953). No hay nada más que comparar la altitud media del área de distribución del mochuelo boreal en España con la de, por ejemplo, aquellos ejemplares que viven en territorios situados en latitudes mas altas, como es el caso de Finlandia (la zona que Erkki Körpimakki ha estudiado allí, durante décadas, presenta una altitud de unos 30 a 40 metros sobre el nivel del mar en su zona más al suroeste, alcanzando un máximo de unos 100 a 120 metros en el noreste, cerca del lago Lappajärvi (que indico para facilitar la localización de la misma). Por último, el efecto puro y positivo obtenido en el modelo para el factor topográfico podría reflejar como el mochuelo boreal tiende a localizarse, en nuestro territorio, en zonas más agrestes y montañosas, evitando coincidir con otras especies de rapaces nocturnas con las que podría interaccionar con resultados negativos, concretamente con el Cárabo común Strix aluco (ver también Mariné et al., 2004). 

En España, el mochuelo boreal aparece en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como “especie de especial interés” (Real Decreto 439/90) y está actualmente catalogada como “Casi Amenazada” en el Libro Rojo de las Aves de España. Por otro lado, según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) su estado de conservación hace que sea clasificada en la categoría “LC” (Least Concern o, de “Preocupación Menor”). Y es que a pesar de que en nuestro país su presencia está restringida a un territorio muy concreto, esta rapaz nocturna es mucho más común y abundante fuera de nuestras fronteras (ver mapa). Igualmente, a pesar de las marcadas fluctuaciones poblacionales que presenta, y que son una particularidad de la especie, no se llega a alcanzar el umbral de efectivos que llevarían a catalogarla como “Vulnerable”.

*** ¡Sígueme para más recetas! 🥗🍔

Castro, A. (2020)

*** Se agradecen los comentarios, ampliaciones y correcciones, si fueren necesarias.

Aquí alguna documentación (¡si estás interesado,… amplia la información!):

(1) Biografía de Francisco Bernis. https://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Bernis_Madrazo

(2) Parque Natural del Gorbeia. https://www.gorbeiaeuskadi.com/

(3) Atlas de aves reproductoras de España. https://www.habios.eu/…/2018/05/7-Mochuelo-boreal-.pdf

(4) Libro rojo de las aves de España. https://www.seo.org/…/uploads/2012/04/Libro_Rojo_Aves.pdf

(5) Situación del mochuelo boreal y primera nidificación confirmada en el pirineo navarro https://www.researchgate.net/…/339272996_Situacion_del…

(6) Modelación de la distribución espacial de la lechuza de Tengmalm Aegolius funereus en su límite Suroeste Paleártico (NE España) https://www.ardeola.org/es/volumenes/551/articulos/71-85/

(7) Censo de aves nocturnas de Euskadi. https://www.researchgate.net/…/340102151_Censo_de_aves…

(8) El mochuelo boreal / UICN – Estado de conservación y amenaza https://www.iucnredlist.org/es/species/22689362/60001179…

(9) Blog de fotografía, viajes y naturaleza de Oriol Alamany Sesé https://blog.alamany.com/…/nuevas-imagenes-mochuelo…

Documentación gráfica

 

Mochuelo boreal Aegolius funereus (wikipedia)
Área de distribución mundial del Mochuelo boreal Aegolius funereus (Fuente: Birds of the World)
Erkki Korpimäkki, uno de los mayores especialistas sobre la especie y autor del libro monográfico sobre la especie titulado “The Boreal Owl. Ecology, Behaviour and Conservation of a Forest-Dwelling Predator”
Localización del Parque Natural de Gorbea, en Euskadi.
Bosque donde se registraron los reclamos de Mochuelo Boreal
Localización de la cita de Mochuelo boreal más meridional, según datos de Aitor Mora Solano y Silvia Roy. Retículo UTM 10 x 10 km.
Localización de la cita más meridional de Mochuelo Boreal detectada, junto a las demás (fuente: Ebird)