+34 697 815 915 info@divulganatura.com
FacebooktwitterredditlinkedinFacebooktwitterredditlinkedin

 

¡¡¡Con lo que os gusta la astronomía!!!

Objetos del cielo nocturno. ¿Habéis oído hablar alguna vez del Gran Cúmulo de Hércules? Seguro que sí. Este cúmulo globular, localizado en la constelación de Hércules (que le da el nombre), fue descubierto en el año 1714 por Edmon Halley, e incorporado posteriormente en el famoso catálogo elaborado por Charles Messier. Este objeto es resoluble a partir de un telescopio de unos 10 cm de abertura, por lo que es uno de los cúmulos más conocidos y observados por los aficionados a la astronomía en el hemisferio norte (dimensión: 20 minutos de arco; magnitud aparente: +5.8). Se localiza a una distancia de unos 25.000 años luz de nuestro planeta, es uno de los objetos más antiguos de nuestra galaxia y está formado por más de 100.000 estrellas.

M13 es muy conocido también por los astrobiólogos y aficionados a la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta, dado que fue el destino del famoso mensaje de Arecibo (radiotelescopio localizado en Puerto Rico), en 1974. El mensaje de Arecibo se envió con la intención de contactar con una posible civilización inteligente extraterrestre, así como demostrar la capacidad tecnológica de la civilización humana. Eso sí, creo que a todos se nos viene a la mente una pregunta evidente, ¿por qué elegir un objeto situado tan lejos para mandar un mensaje? A esa distancia, el mensaje llegaría en nada menos que 25.000 años y, si alguien respondiera al mismo, se requerirían otros 25.000 años más para recoger la respuesta. ¿Estaríamos aquí dentro de 50.000 años?

Sea como sea, ahí lo tenéis, en el cielo, a vuestro alcance.
Tanto observándolo “de visu”, como a través de una fotografía, es impresionante.

Esta astrofotografía la tomamos con un telescopio reflector (newtoniano) de 6” GSO 150 / 750 mm, en montura NEQ6 pro II y, con la cámara fotográfica astronómica CCD Atik 314L+ y guiado Lunático EZG60 y QHY5L II. Os ponemos también un “recorte” de una carta astronómica en la que podéis ver la localización exacta del cúmulo en la constelación de Hércules (os recordamos también que el objeto es visible incluso con unos prismáticos de mediana calidad, si el cielo es lo suficientemente oscuro).